Salud del Ecosistema

Salud del ecosistema

Concepto:“Eco” significa “casa”. “Sistema” es concebir un mundo de relaciones. Nuestra casa es nuestro Planeta, el país, la provincia, el pueblo o paraje, el hogar en que habitamos. Es el escenario en donde fluye nuestra vida. Anhelamos que el fluir de la vida de cada ser humano tanto en lo personal como en lo comunitario, sea con felicidad. La salud es el proceso mediante el cual vivimos la posibilidad de ser cada vez más felices. Este proceso de salud puede ser cada vez más saludable: La salud es percibida por la alegría que circula por nuestra sangre, es decir, por la “Alegremia”. Con el ánimo de contribuir a elevar nuestra alegremia, proponemos reflexionar sobre la Salud del Ecosistema Planeta Tierra, “nuestra casa grande”.

Somos una especie viva más en el ecosistema Planeta Tierra al cual le pertenecemos, ya que somos Naturaleza. Pertenecemos al Cosmos, somos vida dentro de la Vida. Este sentimiento natural de pertenencia lo encontramos en los Pueblos Originarios, en tanto, desde los tiempos de la Modernidad, el hombre occidental lo ha ido olvidando.

Al sentirse fuera de la Naturaleza, este hombre considera que la misma es un recurso a su disposición y no puede sentir la Vida. La alegremia ha sido invisibilizada y ha sido reemplazada por los símbolos del “progreso”. “Progreso” que se ha reducido a la medición de la “rentabilidad monetaria”. Este no-sentir la vida ha generado modelos y sistemas de relaciones que no son sustentables.

La sustentabilidad se entiende como la conducta humana que satisface sus necesidades sin comprometer las condiciones de vida de las generaciones futuras. El modelo de “desarrollo y progreso” dominante en el mundo, ha demostrado su gran capacidad para alterar la vida de las generaciones actuales y futuras , y comprometer incluso la supervivencia de la especie humana. Una de las consecuencias más evidentes que provoca el intervencionismo destructivo neoliberal en los ecosistemas locales, es la alarmante pérdida de la biodiversidad. La biodiversidad es esencial para la continuidad de la vida de la especie humana. Vivimos porque hay otras especies vivas. La desaparición de especies vivas se ha acelerado de manera dramática en los últimos años.

El Ecosistema Planeta Tierra manifiesta su protesta con elocuentes síntomas que nos advierten que el hombre está generando no-salud. El tomar conciencia de la magnitud de las problemáticas que ocasionan esta no-salud planetaria, puede llevarnos a la riesgosa situación de sentir que nada podemos hacer, ya que nos parece que las soluciones están lejos de nosotros.

Sin embargo, el ecosistema Planeta Tierra está conformado por millones y millones de ecosistemas locales que nos ofrecen desafíos y oportunidades esperanzadoras para actuar de la no-salud hacia la salud. Ir hacia la salud significa vivenciar la hermosa posibilidad de recuperar nuestro sentimiento de pertenencia a la Naturaleza.

Monsalvo y Payan, 2009