Tema de febrero: Alegremia y Esperanza

tema de febrero

Alegremia y Esperanza Alegremia, nivel de alegría en la sangre, en la mirada, en el rostro, en la sonrisa, en la energía emanada. Son las “A” que unifican nuestra vida con el cosmos. Aire, agua, alimento, amor, albergue,  abrigo, arte, derecho de todas y todos. privilegio de pocas y pocos.

Nació en el campo, la ciudad, el suburbio y la barriada. Nació en las necesidades vitales, en el corazón esperanzado en los Derechos Humanos. Debe crecer, debe encarnar en ti, en mí, en nosotros, en los políticos, los religiosos.

La palabra “Alegremia” (alegría circulando por la sangre) surge de compartir con mujeres campesinas del norte argentino, y luego de otros escenarios, conversaciones acerca de las necesidades realmente básicas para vivir: aire, agua, alimento, albergue, amor, arte, aprendizaje. La Medicina Preventiva procura que las personas se mantengan dentro de “parámetros normales”, lo cual es sinónimo de “salud” para esta concepción. Se ha fijado la idea de salud como un “estado de normalidad”, es decir algo estático e inamovible. Lo que se desvía de esa “normalidad” se considera enfermedad.

Payan, 2007

Nos permitimos cuestionar este concepto. Por una parte, niega la singularidad de cada ser y excluye infinidad de variables. Muchas de estas variables, por ser de carácter cualitativo, son imposibles de medir. Por otra parte, es poco frecuente que estas mediciones se realicen en los ámbitos locales. Habitualmente estos modelos de comparación son construidos mediante estudios realizados en grandes centros o en otros países. Es necesario aclarar que esta lógica médica forma parte de una lógica cultural que ve, juzga y etiqueta a las personas y comunidades comparándolas con modelos preconcebidos como “normales”.

Payan, 2007